Cuarto Creciente.

http://ccpe.org.ar/events/muestra-de-andrea-racciatti-cuarto-creciente/

“Visto así… entrar en una muestra es como la primera pagina de una novela, como entrar en un secreto. Una intimidad, un ojo que se abre, un caracol donde resuena el cascabel del mundo”.

Mariano Ducrós

 

“Cuarto creciente
dibújame en los labios
rumor de placer”

Andrea Racciatti, presenta su producción ofreciendo una antología comprendida entre el 2003 y el 2012, en un recorrido que discurre por su singular, afectiva e inquietante poética, comenzando por “Juegos de niña” (2003) y llegando a lo más reciente de su realización, que comporta un nombre de la misma serie, ya que toda la obra de Andrea es un recentrarse sobre sí misma, como fragmentos de una misma conversación con sus seres y recuerdos : “Juegos de niña -la otra en el espejo-”.

Cuarto creciente, así avanza el sistema de obra de esta artista, como en los estadios lunares. Siempre recomenzando, interrogándose a sí misma y a lo velado de sus evocaciones, donde la memoria no es solo fuente de visualidad sino sobre todo de sensaciones y afectos.  Este buceo en formas y retazos es el material con el que Andrea construye sus fases, con aumentos y menguas, para luego cerrar en una nueva luna.

Pero cuarto creciente también alude al “cuarto propio”, en el sentido de la habitación propia de Virginia Woolf, instaurando ese espacio íntimo, territorio indispensable de tensiones para asaltar el cielo de lo público. Y este juego entre subjetividad y afirmación  es el que nos ofrece la artista hoy, volviendo una y otra vez al reencuentro con su ciudad natal.

Uno de los rasgos más interesantes en su trabajo es la versatilidad de soportes y técnicas. Fotografías, intervenciones en imágenes, acuarelas, acrílicos, videocreaciones, objetos, cajas de luz… producidos desde un cuidadoso andamiaje plástico y visual, que revela su formación como pintora adquirida en la Universidad de Rosario, y afianzada en una carrera sostenida por premios y exposiciones en Argentina y el exterior.

Es entonces desde este lugar de exploración de soportes y lenguajes, donde Andrea logra un sensible entrecruzamiento de decires y recuerdos. Y es esta exploración afectiva y plástica lo que hoy viene a mostrar en los túneles del Centro Cultural Parque España, con la coherencia de un decir propio, creciente y acertado.

Kekena Corvalán.